Descubrir tu mente y aceptarla es todo un reto. Qué decir de intentar descubrir y aceptar la de los demás…

Ya de pequeña sentía la sensación de “ir siempre acompañada” de alguien o algo que a veces me contradecía, otras veces intentaba engañarme, y la mayoría de las veces me salvaba.  En mi familia siempre se hablaba de aquello de dejarse llevar por el corazón,  la importancia de ir por la vida con ese gran músculo guiandote o ir siempre a la búsqueda de lo que llamaban gente con gran corazón. Escucha a tu corazón, decía mi padre, y yo escuchaba y escuchaba hasta que mi mente empezó también a hablarme. Que tiempos de desconciertos fueron aquellos, para entonces mi padre ya no estaba y no había tenido tiempo de preguntarle que debía hacer con esa otra “voz” que parecía entrar siempre en contradicción con mi hasta entonces conocido corazón. Hasta el día de hoy, y tiempo ya ha pasado, sigo conociendo mi corazón, y sin embargo no puedo decir lo mismo de mi mente. No es maravilloso?

Descubrir tu mente

Descubrir tu mente

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s